Diomedes Díaz, Triunfador Absoluto En La Pelea Musical Del Siglo, En Bogotá

DIOMEDES{26gNo se requiere de muchas palabras para entender el fenómeno DIOMEDES DIAZ, asi lo podemos observar en las graficas, desde una carpa llena a reventar, que verdaderamente deliró con la presencia del CACIQUE, quien los saludo al estilo “jefe indio”.
Se inicia entonces el recital y de igual manera se inicia la máxima expresión de alegría y reconocimiento en la noche.
La alegría de DIOMEDES de verse atrapado en los corazones de a multitud, los muestra con su sonrrisa y su entrega a los seguidores.

Como padre orgulloso le canta a su hijo, quien alegra con su presencia y su voz el escenario y los corazones de los asistentes.

De nuevo a cantar y a entregar todo de si para un público que no para de ovcionarlo, a entregar todo con todas las fuerzas.

Fue su actuación un verdadero acto de entrega de energía, incluso el homenaja a las damas bailando con su reina imaginaria, representada en la bufanda.

Y desde luego continúa la entrega sin bajar un milímetro a su energía.

Y claro “Gracias a mis seguidores, gracias… muchas gracias”. agradecido el CACIQUE con el respaldo recibido en la capital.

Desde el ángulo que se quiera mirar, solo se puede comtemplar la energía y la entrega de DIOMEDES a sus seguidores, una verdadera noche de vallenato clásico al estilo del más grande DIOMEDES DIAZ, atrapado por la demostración que le hicieron sus seguidores en la capital y desde luego la promesa de un muy pronto regreso.

CRÓNICA DEL VIAJE A BOGOTÁ

Vamos..! Vamos..! fue lo que se escuchó a eso de las tres de la tarde del jueves anterior en el sector de los Poporos de Valledupar, , Rafa, el veterano conductor puso en marcha su vehículo con rumbo a la capital de la república en donde nos esperaba la “PELEA MUSICAL DEL SIGLO”. Recién partimos, advertí que viajaba en medio de expertos de turismo, de cine y cineastas, de música, de historia, de equinos, de viajes al exterior, analistas de política y todo cuanto tema existe….

Rodamos y rodamos, hora de la comida, muy rápido nos aprovisionamos y continuamos siguiendo la huella de una interminable serpiente con una línea central a veces segmentada y otras veces doble, transcurrió la noche en ello; de pronto el sol nos indica un nuevo día, un poco nublado y frío, la sabana de Bogotá, un corto día de descanso y listos para la gran pelea. En medio de incontables luces, transeúntes, vagabundos, gente que corría, paraguas que se extienden… mas allá un prado, una gran cancha de futbol y en ella una gigantesca carpa de aquellas de circo, adentro una muchedumbre desbordada de alegría con el vallenato joven, Pípe pide a su banda acordes muy juveniles y modernos mientras recuerda sus letras que fueron éxito en voz de otros, las que corean con júbilo; por fin el anuncio… “YA VIENE EL CACIQUE DE LA JUNTA” la algarabía sobrepasa la carpa y por fin el calor nos abraza, pasan los momentos previos y Jaime Pérez toma posesión del micrófono y su voz de túnel anuncia… “EL CACIIIIIQUE DEEEEEEEEEEEEEEE LAAAAAAAAAAA JUNNNNNNNNNNNTA..!”
El calor es más fuerte y al borde del delirio aparece lentamente la figura cubierta de jeanes y una chaqueta a cuadros, frente a ellos (el público) solo levanta las manos y revientan las almas y cuerpos en alegría y algarabía expresándole un amor infinito y una necesidad de sus canciones; “gracias…. Gracias… gracias..” es lo único que atina a decir, mira a Álvaro Meza, con su fuelle al pecho recibe la orden de iniciar y así sucede, lo extiende y suena sublimemente la música que enloquece a la audiencia, la música vallenata…

Casi dos horas sin respiro, solo acordeón, música y canto, cantata de las mejores composiciones y claro un coro de miles de almas “el espejo, el espejo, el espejo…” indefectiblemente son ellos los dueños del espectáculo y a ellos complace de inmediato, no había necesidad de cantar solo la música y el coro total se apoderó del recinto…, claro, muy claro ha quedado que una canción con tan solo algunos días en el mercado, los residentes en la capital ya la habían enlistado en los primeros lugares, el coro demostró el amor por su artista, su predilección, su afición, solo seguidores allí presentes desde la primera hasta la última fila, con una gran memoria en la que llevan inscritas todas, todas las canciones del CACIQUE..
Otras canciones, otras masas corales…, incluso baile en tarima con la dama imaginada en una bufanda y.. “BOGOTÁ GRACIAS..” y la respuesta “no.. no.. no.. no..” y en seguida “otra… otra.. otra..” un simple “CON MUCHO GUSTO”. Euforia total y llegó esa canción de despedida, explicando que vienen detrás quienes siguen su huella y el turno es de ellos.. “BOGOTÁ VOLVERÉ”.

ARBEY MENDEZ / TOÑO CACIQUE
 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Diomedes Díaz, Triunfador Absoluto En La Pelea Musical Del Siglo, En Bogotá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s